banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Lunes, 19 de Febrero de  2018
14:42

13alumnofibuap01El alumno Cristóbal David Benítez Palafox, del octavo cuatrimestre del Colegio de Ingeniería Textil de la Facultad de Ingeniería de la BUAP, presentó la investigación “Contribución a la Disminución de la Contaminación Ambiental por la Industria de los Textiles no Tejidos”, en la cual explicó que el objetivo de presentar esta información de divulgación científica es hacer del conocimiento que este sector de la industria trabaja en diferentes alternativas para la materia prima y los complementos, a fin de conseguir productos más amigables con el medio ambiente y menos dañinos para el mismo en cuanto a los procesos industriales.

Los ciudadanos pueden hacer algo para reducir la huella de carbono en el planeta, escogiendo y promoviendo productos con una composición degradable a las que se consumen normalmente, así las futuras generaciones podrán disfrutar los recursos naturales.

El menor consumo eléctrico por el acabado, es la principal razón por la cual un producto deja una huella de carbono menor que otro. Las fibras textiles de origen mineral, en telas no tejidas, son el material con menor desempeño para la ropa de protección en medios de combustión como los uniformes que se utilizan para combatir incendios. El nylon aplicado en un textil no tejido, y dependiendo de su densidad, es utilizado en el estudio de la retención del petróleo crudo y aceite industrial en medios acuosos, utilizando fibras provenientes de fuentes naturales sobre aquellas hechas por el hombre. Es una medida que toma la industria de los textiles no tejidos, para disminuir la contaminación, sin dejar de lado las propiedades y el costo de producción de este tipo de productos.

La huella de carbono es una medida de la cual todos deberíamos estar conscientes, sobre todo, al hacer las adquisiciones, como en las famosas bolsas ecológicas que se pueden encontrar en los supermercados, pero que realmente no son tan ecológicas como dicen serlo. Hay bolsas ecológicas terminadas por medio de costura y por medio térmico. Lo ideal y para respetar el nombre que tiene el artículo es escoger la terminada por costura. El menor consumo eléctrico por el acabado, es la principal razón, por la cual este producto deja una huella de carbono menor que la otra. El tiempo de ciclo de vida es más largo para aquella terminada por medio de costura.

Siguiendo la investigación de R. Ortega, Carter y A. Ortega, la bolsa de material que comúnmente está presente en ropa interior o prendas como trajes de baño en un tejido de punto: se puede dar una aplicación dentro de los textiles no tejidos para un fin de gran utilidad ambiental, la separación de aceites lubricantes y petróleo crudo en masas de agua.

En la actualidad, en donde gran parte de la economía mundial se basa en la obtención de combustibles fósiles, una bolsa de nylon de textil no tejido, obtenida por una técnica de spunbond, puede disminuir el catastrófico impacto de los derrames petroleros en mantos acuíferos, al retener el material óleo, gracias a las propiedades de esta fibra sintética.

A partir del trabajo de Akram y Yu, las fibras textiles de origen mineral en telas no tejidas son el material con mejor desempeño para la ropa de protección en medios de combustión, como los uniformes que utilizan los bomberos, las telas de basalto, que es un material rocoso encontrado en casi todo el mundo y de fibra de vidrio, las cuales presentan un buen rendimiento para la protección térmica por radiación; este tipo de propagación de energía es responsable de provocar heridas a pesar de tener equipo de protección. La de basalto presenta mayor estabilidad térmica, pero la de vidrio tiene mayor poder de aislamiento. Cada una tiene ventajas y desventajas, sólo hay que tener en cuenta cual es el fin del producto deseado, para saber que fibra utilizar.

Implementar el uso de materiales de fácil degradación en el mercado de las toallitas húmedas, como el algodón preblanqueado linters (fibras de algodón con longitud menor a 1 pulgada), en lugar de las fibras hechas por el hombre, es una realidad viable para el medio ambiente, ya que se desarrollan telas no tejidas por hidro-enmarañado, con un sistema de cardado, que presenta buenas cualidades tales como la blancura y la absorción.

La utilización de fibras de origen natural, a partir der una obtención ética y responsable con la sociedad y el medio ambiente, trata de ganar su posición dentro del mercado dominado por las fibras sintéticas, las cuales generan una cantidad de contaminación preocupante, pero con la investigación de Sawhney, Allen, Reynolds, Slopek y Condon, se dan a conocer los avances que hay de esta parte de la industria.

No es sólo una parte de la industria de los textiles no tejidos en la que se intenta implementar acciones más amigables con el medio ambiente, sino también, utilizando materiales de origen natural, técnicas que consuman menos energía eléctrica, fuentes renovables de energía y demás iniciativas. Es cuestión de la difusión de las ciencias e investigaciones para abrir el panorama de las acciones que toma la industria para disminuir la contaminación producida por la misma.

banner b1 i2

banner e1 i