banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Martes, 16 de Octubre de  2018
08:26

deportes

  • México y Chile se vuelven a ver las caras

fit

01deporte01A la edad de tres años fue su primer acercamiento al mundo del karate, de la mano de su papá, su primer entrenador; quince años más tarde, Victoria Cruz Romano, estudiante de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, fue reconocida como una de las mejores atletas de Puebla, al recibir el Premio Estatal del Deporte 2017.

Este galardón lo obtuvo gracias a sus buenos resultados en varias competencias de esta disciplina, durante 2017, como el Panamá Open Inclusive Tournament, medalla de oro en la categoría de Kata individual Femenil U21; y plata en Kata Individual Femenil Junior, en el XXVIII Campeonato Panamericano de Karate Cadetes, Junior y U21 (PKF), en Argentina. En la Olimpiada Nacional Juvenil Conade 2017 se llevó el oro en Kata Individual Femenil (18-20 años) y participó en el X World Karate Championships Cadets, Junior & U21, en España, a finales de año.

En días pasados, participó en el Primer Campeonato Nacional Selectivo Juvenil y Categoría Mayor 2018, en el que obtuvo el segundo lugar en Kata Individual Femenil U21 y el tercer lugar Kata Individual Femenil categoría Mayor. En la inauguración de esta competencia fue reconocida como una de las mejores atletas del año por parte de la FEMEKA.

Nacida en el seno de una familia acostumbrada a practicar esta disciplina (sus papás se conocieron mientras practicaban karate), a los cuatro años ingresó al Dojo de Karate Do del Complejo Deportivo Universitario y de Alto Rendimiento (Comde) de la BUAP, lugar que se ha convertido en su segunda casa y que le permitió descubrir una de sus grandes pasiones.

A los once años participó en su primera olimpiada en la Ciudad de México en la que obtuvo dos medallas de plata, en las modalidades de kata y kumite, las primeras de una larga lista de preseas que ha ganado en las diversas competencias, tanto nacionales como internacionales.

En las olimpiadas nacionales en las que ha participado ha ganado seis medallas de oro consecutivas, una por año, y tres de plata; además, a partir del año 2012 forma parte de la Selección Nacional de Karate, lo que le ha permitido competir en campeonatos centroamericanos y panamericanos, así como dos participaciones en mundiales juveniles, en 2013 y 2017.

Sin embargo, su camino en esta disciplina no ha sido sencillo, ya que al principio no contaba con la flexibilidad, resistencia y velocidad necesarias, lo que le dificultó desenvolverse como sus demás compañeros en los combates. Esta situación hizo que por poco abandonara el karate, pero gracias al apoyo y consejos de su papá no se dio por vencida, y junto con sus entrenadoras siguió practicando con mayor esfuerzo, hasta llegar a convertirse en una de las mejores.

Para Victoria el karate es más que un deporte: “Es un estilo de vida que te inculca valores, te enseña a organizarte, a respetarte y a los demás. Te muestra la jerarquía de la vida y es un arte, ya que a través de la kata (formas al aire) puedes transmitir sensaciones, si te concentras y lo disfrutas, los demás pueden llegar a sentirlo”.

La joven de 18 años entrena seis días a la semana, de dos a tres horas, además de acudir a sus clases en la universidad, por lo que en ocasiones la labor es ardua. A pesar de todo, ha logrado encontrar un equilibrio entre su vida académica y deportiva.

Para ella, su familia ha representado su mayor impulso y afirma que tanto sus papás como su hermana siempre han estado para apoyarla, ya sea en los entrenamientos, en casa, o en la escuela.

Sus habilidades no solamente se limitan al karate, ya que también es buena en las Matemáticas y desde adolescente tuvo interés por lo que ocurría con los procesos químicos y biológicos, razón por la que decidió estudiar la Licenciatura en Química, carrera que disfruta mucho y que la hace feliz, porque le da la oportunidad de descubrir nuevas cosas.

Más allá del ámbito deportivo, Victoria es una chica a la que le gusta pasar su tiempo libre con sus seres queridos y sus amigos, así como ver animes, ir al cine a disfrutar de una película de acción, ver series o leer novelas, además asegura tener un gusto por la cultura japonesa, por lo que toma cursos para aprender su idioma.

Actualmente se prepara para futuras competencias, como la Universiada Estatal de Karate Do 2018, que tendrá lugar el 23 de febrero, en el Dojo de Karate Do del Comde de la BUAP; o el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Karate 2018, que se realizará en la ciudad de Barranquilla, Colombia, del 18 al 25 de marzo, entre otras.

Su constante esfuerzo y dedicación han permitido a Victoria trascender sus propios límites y enfrentar nuevos retos. “Una de las más grandes satisfacciones es salir del tatami y que las niñas pequeñas te vean con ojos de ilusión y te digan ´yo quisiera ser como tú´, o bien ´ojala pueda llegar a hacer lo que tú haces´, porque antes yo era como ellas, veía de la misma forma a las competidoras y soñaba ser así, y el hecho de que ahora yo sea la que inspira a las futuras generaciones, es el mejor regalo que me puede dar el karate”.

 

banner b1 i

banner b2 i

banner b3 i

banner b4 i

banner e2 i