banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Miércoles, 12 de Diciembre de  2018
08:21

08obra01“Yonqui Escort: sexo, dosis y sobredosis, es una obra que cuenta una historia extravagante y atípica en la que los personajes no tienen salida, ni reivindicación, por el contrario están más sumidos en su condición de la que no pueden escapar, así presentó Omar González su nuevo montaje.

Esta historia, explicó el dramaturgo,  es la segunda pieza de una trilogía, la primera Bare Back, y la tercera que tentativamente se llama Estupro. En Bare Back se presentó un tema igual de controvertido y nunca abordado antes en teatro y que tuvo su origen en una investigación que realizó Omar González acerca de las practica sexuales de riesgo por transmisión del VIH.

Agregó que las nuevas generaciones tienen esta práctica sexual, que se podría calificar de suicida pues su única condición es tener sexo sin condón. Este tema ni siquiera intenta poner énfasis en el asunto homosexual sino más bien acerca de esta práctica de riesgo que es muy común en los jóvenes poblanos, dijo.

Yonqui Escort: sexo, dosis y sobredosis, aborda un tema excéntrico, sin principio ni final y que no se terminó con el montaje sino que por el contrario los actores hicieron sus aportaciones las cuales cambiaron el argumento original y que lo enriquecieron para lograr lo que verán los espectadores hoy por la noche, puntualizó el escritor del guión.

El también director, explicó que la se basa en dos vertientes discursivas: la primera es sobre la relación de un travestí y un escort –acompañante sexual- que además es un yonqui – adicto a la heroína y la segunda que aborda el tema de las dependencias emocionales que los seres humanos  tenemos hacia otras personas y de cómo se llega a la degradación absoluta de la persona por tener compañía.

Añadió que en esta puesta en escena se desarrolla en una vieja y deplorable habitación, en la que seis personajes se ven envueltos en un círculo vicioso de violencia, sexo, consumo de drogas y dependencias emocionales, por lo que nos plantea la pregunta de qué es más grave la dependencia a las drogas o la dependencia emocional.

“La obra, es una obra fuerte, es muy agresiva y en la que hay cabos sueltos pero que están puestos de esa manera. Estoy convencido –como dijo Héctor Azar– que el teatro comienza con el punto final. En este caso, ya terminado el texto dramatúrgico, al montarlo los actores lo enriquecieron porque es una obra que confronta al actor y sólo así puede funcionar  y es en ese momento que se reescribe” dijo Omar González.

Concluyó que en Puebla en los últimos años, ninguna obra ha tratado estos temas, pero cuando se habla de temas marginales es cuando se puede proponer algo, temas alejados de los discursos del poder de la familia, de la iglesia y de las instituciones sociales.

Los actores que  participan son: Luis Lavalle, Fabián Ruiz, Johann Gabanelli, Edher Morales, Eduardo Katzin y Perla Torres, el único personaje femenino que a pesar de tener una breve aparición tiene un peso vital en la obra.
Últimas funciones los sábados 22 y 29 de abril, a las 19:00 horas “Teatro Arlequín”, en el Espacio 1900 (2 Oriente 412, Centro Histórico)

Yonqui Escort: sexo, dosis y sobredosis está dirigida a un público mayor de 18 años y de amplio criterio. Los boletos tienen un costo de 90 pesos por persona y se venden en la taquilla del teatro. Para informes y reservaciones se puede llamar al teléfono 246 12 46.

banner b1 i2

banner e1 i