banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Jueves, 25 de Abril de  2019
19:05

03la captura de la primera imagen de un agujero negro fue anunciada y mostrada ante representantes de los medios de comunicación en la conferencia de prensa realizada en las instalaciones del Conacyt. Se trata de una hazaña científica mundial en la que participó el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM) de México como parte del proyecto internacional e interinstitucional “Event Horizon Telescope” en el que colaboraron 200 investigadores adscritos a una red de telescopios ubicados en distintos puntos del planeta.

El hito astronómico consistió en la primera captura en imagen de la sombra del agujero negro de la galaxia M87, ubicada a 55 millones de años luz de la Tierra en dirección de la constelación de Virgo. En dicho proyecto participaron el Dr. David Hughes y el Dr. Laurent Loinard, astrofísicos del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) y del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA) de la UNAM, respectivamente, así como un grupo de 12 jóvenes investigadores, entre ellos cuatro miembros del programa Cátedras Conacyt, así como la Dra. Gisela Ortiz León, originaria de Oaxaca, quien desarrolló una metodología para calcular distancias estelares con gran precisión y que le mereció el premio a la mejor tesis doctoral en Astronomía Fundamental que otorga la Unión Astronómica Internacional.

El Dr. David Hughes manifestó ante los medios que “hasta el día de hoy nadie había visto la imagen de un hoyo negro” y explicó la trascendencia científica de la captura de la imagen pues aseguró que confirma la teoría de la relatividad general de Einstein y “la predicción matemática de la existencia de una singularidad que puede distorsionar el tapete del espacio-tiempo”. Más adelante, agradeció el apoyo recibido por parte del Conacyt para el desarrollo de este proyecto que, entre otras cosas, requirió incrementar el tamaño original del Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM).

Posteriormente, el Dr. Laurent Loinard, investigador del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la UNAM, brindó detalles del proceso científico que les permitió la captura de la imagen y expresó que esto sólo es “el principio de la aventura”. Reveló que el objetivo es que “en cinco o diez años se logren registrar películas de un agujero negro”.

Por su parte, el Dr. Leopoldo Altamirano Robles, director del INAOE, resaltó el apoyo del Conacyt y manifestó que es importante rescatar el conocimiento astronómico mexicano que procede desde tiempos prehispánicos e invitó a los jóvenes a visitar el GTM Alfonso Serrano y a formarse en áreas de astronomía y astrofísica para sumarse a las nuevas generaciones de científicos en estos campos.

El Dr. William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de la UNAM, reconoció que la participación de México en el Event Horizont Telescope habla de la competitividad del país en ese campo, pues representó un reto técnico e intelectual de grandes dimensiones.

En su intervención, la Dra. María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, felicitó a los investigadores del Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM) y expresó que hoy es un gran día para la ciencia mundial y en particular para la ciencia en México, pues esta hazaña científica es un ejemplo de lo que se puede lograr al fortalecer la ciencia de frontera en el campo de la astronomía, un área en la que el país ha demostrado liderazgo. Asimismo, subrayó que este esfuerzo internacional es una muestra de cómo la colaboración científica puede coadyuvar a comprender los fenómenos complejos y al mismo tiempo fascinantes del Universo.

La Dra. Álvarez-Buylla afirmó que México ha hecho una importante inversión pública en el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) y destacó que en el nuevo Conacyt ya se está trabajando en un Plan Nacional de Ciencia de Frontera que incentive la formación de una masa crítica de jóvenes investigadores e impulse a las universidades y a los centros públicos de investigación para, de esta manera, aprovechar al máximo la valiosa cantera de talento e infraestructura de investigación científica con la que cuenta el país.

Además, la directora del Conacyt reconoció que la fascinación que despiertan los hitos científicos en la mente de las niñas y niños, como lo es el de la captura de la primera imagen de un agujero negro, son particularmente propicios para estimular el desarrollo de vocaciones científicas a edad temprana así como para potencializar el interés colectivo hacia la ciencia y, con ello, la construcción de una ciudadanía “con la capacidad crítica, curiosidad y emoción de indagar acerca de los fenómenos de la naturaleza”. Asimismo, recordó que el Conacyt ya ha puesto en marcha un proyecto de difusión de la astronomía y la astrofísica que forma parte del Plan Nacional de Apropiación Social de la Ciencia.

Para finalizar, la Dra. Álvarez-Buylla manifestó que la articulación de las Agendas Nacionales de Ciencia de Frontera en las universidades y en los centros públicos de investigación junto con otros programas impulsados por el nuevo Conacyt, como son el fortalecimiento de la comunidad científica, la repatriación de jóvenes investigadores, el mejoramiento de la infraestructura o el Plan Nacional de Apropiación Nacional de la Ciencia permitirán que el país se coloque a la vanguardia de desarrollo tecnológico y conducirán a México hacia el liderazgo científico internacional.

banner b1 i2

banner e1 i