banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Martes, 11 de Diciembre de  2018
14:22

14salud01Ante la política migratoria implementada por el Gobierno estadunidense de separar a familias migrantes, especialistas del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz advirtieron que estos niños podrían desarrollar graves problemas de salud mental, debido la desunión familiar.

En conferencia de prensa, la doctora María Asunción Lara, de la Dirección de Investigaciones Epidemiológicas y Psicosociales del Instituto, dijo que los menores que han sido separados de sus padres e internados en centros de detención, tienen grandes posibilidades de presentar estrés post traumático, depresión, ansiedad, así como sensación de desconfianza en la vida.

En tanto que Nancy Amador Buenabad, también investigadora del Instituto, detalló que a nivel mundial los especialistas se han pronunciado por los efectos que presentarán los menores, no sólo a corto, sino a largo plazo, por el evento traumático de la separación.

Ambas especialistas coincidieron en que se deberán abrir líneas de trabajo para conocer el progreso de las deportaciones y así delinear una estrategia para atender la problemática de salud mental que presenten tanto niños, como padres de familia o cuidadores, ya que, en algunos casos, han comenzado a deportar a los últimos sin que los infantes sepan cuál será su futuro en los próximos días.

En el marco de la presentación de los resultados de la investigación, “Evaluación de un Modelo Escolar para la Prevención Integral de Conductas de Riesgo en Escolares”, la psicóloga Nancy Amador Buenabad detalló que los problemas conductuales en los menores pueden ir desde ignorar las órdenes de los padres y maestros o tomar cosas que no les pertenecen, hasta golpear a otras personas.

Aseguró que si estas conductas no se atienden y resuelven a tiempo, cuando los menores entran a la adolescencia, se pueden convertir en situaciones de riesgo, tales como en consumo de drogas, alcohol o tabaco.

Para prevenir lo anterior, la psicóloga informó de la implementación de dos programas que investigadores del INPRF desarrollaron para prevenir, tratar y reducir los problemas de conducta escolares.

Comentó que científicos midieron el número de conductas problemáticas, niveles de estrés, sintomatología depresiva, así como métodos de disciplina y variables emocionales en 273 niños de cuatro escuelas públicas de la CDMX.

Amador Buenabad explicó que a través de CAPAS-MX y Huellitas, terapeutas asisten a las escuelas para dotar a los padres de familia y docentes, las herramientas necesarias para que resuelvan y prevengan los problemas que presenten los infantes.

La especialista afirmó que los resultados de los dos programas ayudaron a mejorar la conducta en niños y disminuyeron los niveles de estrés y sintomatología depresiva en padres y docentes.

Sentenció que cuando ambos programas se aplican en conjunto, la respuesta de niños, padres y docentes es todavía es mejor.

banner b1 i2

banner e1 i