banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Jueves, 17 de Octubre de  2019
08:52

11A través de un kit portátil para realizar experimentos de ciencias bajo el criterio de microescala en estudiantes de nivel Primaria y Secundaria en Zapopan, Jalisco, se comprobó que la ciencia sí puede estar al alcance de los alumnos al usar como herramienta didáctica el juego, el reciclaje y la microescala.

La estudiante de la Universidad del Valle de México Campus Zapopan, María Aracely Angulo Martínez, asesorada por el profesor Jorge Ávalos Martínez, diseñó, construyó y adaptó un equipo experimental bajo el criterio de microescala, con el fin de incluirlo en un kit didáctico portátil de ciencias, que incluye un libro de experimentos (en versión impresa y/o DVD) y con ello fundamentar una propuesta innovadora de enseñanza-aprendizaje a nivel primaria y secundaria, concretamente para las asignaturas de Química, Biología y Física.

Para realizar el estudio, se gestionó un convenio de colaboración con la Mtra. María Guadalupe García Gómez, supervisora de la zona escolar 135, para que la escuela primaria Guillermo González Camarena funcionara como escuela piloto del proyecto; el resultado indicó que sí fue posible fundamentar la propuesta de enseñanza-aprendizaje, debido a que el kit proporciona una gama completa de materiales educativos sobre diversos experimentos en campos de la química, biología y física.

De acuerdo con la estudiante de UVM Campus Zapopan, se hizo la selección y adaptación
de experimentos aptos para niños de entre 10 a 15 años de edad; los experimentos seleccionados que fueron probados son espectroscopio, polarímetro, propulsión al vapor, péndulo de Foucault y fermentación.

Se trabajó en un manual en versión impresa y en DVD que incluyó cómo llevar a cabo cada experimento en la primaria Guillermo González Camarena, para evaluar la efectividad del proyecto a través de una prueba estadística no paramétrica de Mc Nemar; una vez realizado el estudio, las variables cualitativas se mostraron en un estudio descriptivo por porcentajes.

De acuerdo con María Aracely Angulo Martínez, implementar estas técnicas podría servir para despertar el interés en los alumnos por asignaturas afines utilizando material de bajo costo, además de desarrollar diferentes habilidades y actitudes del conocimiento como la observación y experimentación.

La estudiante UVM Campus Zapopan señaló que los adolescentes al igual que los adultos, experimentan estrés todos los días y se pueden beneficiar si aprenden las destrezas para manejarlo. Cuando se percibe una situación difícil, es posible que ocurran cambios en su comportamiento y debido a que algunos de los experimentos que incluye el kit son temas que no se abordan en el día a día, es de suma importancia que la ciencia sea comprendida por los niños y no la vean como algo estresante.

“Queremos que la ciencia sea percibida por los niños como una oportunidad para aprender cosas nuevas y hacer más dinámico y divertido el aprendizaje, por lo que el manual de prácticas para llevar a cabo el kit de ciencias, no sólo incluye los pasos a seguir de cada experimento y sus plantillas recortables, también incluye páginas “anti estrés” para que los niños recorten, dibujen o rompan y, sobre todo, que se expresen”, comentó la estudiante de UVM.

María Aracely relató que algo que le llamó la atención de este proyecto, fue que al preguntar a los niños qué deporte les gusta, respondieron jugar futbol en el recreo. “Para jugar futbol basta con tener un balón y una portería, o en su defecto una botella de plástico y dos rocas (los niños tienen ingenio e imaginación y cualquier cosa la convierten en un balón), precisamente la ciencia debería ser igual que el futbol: transportable, ingeniosa y divertida, por lo que el diseño y la fabricación del kit de ciencias nos demuestra experimentalmente que la microescala es muy eficaz para el trabajo de campo y dentro del aula sin la excusa de que falta material a un laboratorio escolar”, comentó.

La estudiante de UVM Campus Zapopan agregó que el kit de ciencias ahorra tiempo, dinero, espacio, disminuye el manejo de sustancias de desecho y la exposición a sustancias tóxicas, “es una oportunidad para hacer ciencia sin repercutir de manera negativa al medio ambiente y, además, ¡cabe en una mochila!, es igual de transportable que el futbol”, concluyó.

 

banner b1 i2

banner e1 i