banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Lunes, 24 de Septiembre de  2018
07:25

09mesoamericana01La agricultura de los países en vías de desarrollo como México deben trabajar por regiones principalmente con especies nativas autóctonas para evitar el exceso de gastos innecesarios y mitigar los efectos del cambio climático global, afirmó la maestra en ciencias Lilia Ramírez Santamaría, coordinadora de Ingeniería Agronómica Fitotecnista y Zootecnista de la Universidad Mesoamericana.

En entrevista  resaltó que México tiene un clima diverso con muchas especies nativas  que  aportó al mundo como el maíz, jitomate, aguacate, chile, tubérculos, entre otros.

Citó que en algunas regiones del estado de Puebla, la población rural para enriquecer su alimentación cultivan especies típicas de plantas que nadie repara en ellas, pero que contienen una gran cantidad de nutrientes que son excelentes para la salud.

Entre ellas, mencionó, los quelites y alaches que  se pueden guisar  con verduras, estas plantas son consideradas como comida para gente de zonas marginales, pero la mayoría de la población desconoce que contienen una gran cantidad de vitaminas.

También las personas se alimentan de insectos, hongos comestibles, que se pueden explotar y que no requieren tanta inversión.

La investigadora resaltó que el jardín botánico de la UNAM realizó una investigación respecto a los quelites encontrando que tiene una gran cantidad de vitaminas y minerales, generalmente la gente de las poblaciones rurales lo acompaña con verduras como nopales, habas, que también tienen gran cantidad de nutrientes.

Combinando  las verdolagas con cultivos de consumo familiar en las zonas rurales como  granos de elote, calabazas, papas, ejotes, zanahoria, jitomate, podría mejorar la alimentación de la población, sobre todo, para los niños y adolescentes que requieren de estas vitaminas.

banner b1 i2

banner e1 i