banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Viernes, 25 de Mayo de  2018
00:17

11mesoamericana01Indígenas mexicanos, que no hablen español, sin importar su situación económica, podrían viajar a Australia, en un intercambio de experiencias a partir del circo social como elemento de integración familiar, tal fue uno de los acuerdos logrados a través del 1er. Encuentro de Escuelas de Circo del Mundo, realizado en Puebla, México.

El evento fue realizado del 1 al 5 de septiembre en la ciudad de Puebla bajo el patrocinio de Erasmus+  Programas de movilidad juvenil internacional y sustentabilidad laboral, bajo la dirección de Clair Brown, contó con la participación de Circulatore, A.C. y la Universidad Mesoamericana de Puebla (UMA).

Luego de conocer el trabajo que ya realizan Andrea Ousley y Paula Mckaskil, del National Institute of Circus Arts (NICA) de Australia, quienes representan la parte de  Circo Social y Comunitario en su país, para el entrenamiento de jóvenes indígenas que vienen de familias disfuncionales con antecedentes de padres alcohólicos , a través de la práctica circense logran desarrollar confianza, trabajo colectivo e integración social, además de abrir la imaginación de los jóvenes al poder experimentar la movilidad internacional, la experiencia de tramitar un pasaporte y viajar en avión a otras latitudes.

De la misma manera en este mismo año, con el fondeo de Suitcase Circus Scream / Everything is posible, 64 jóvenes viajaron a diferentes naciones en una convivencia a propósito del circo, de los cuales 6  estudiantes de la Licenciatura en Artes Escénicas y Circenses Contemporáneas de la Universidad Mesoamericana (México), viajaron a Argentina, Bélgica, España y Estonia, en una primera faceta de los trabajos.

Además este encuentro de escuelas del mundo demostró que el nuevo papel del circo trasciende el entretenimiento para abarcar además una posibilidad de ejercitación cotidiana, procesos lúdicos, reintegración familiar y restitución del tejido social, mediante la cooperación entre naciones y profesionales.

El doctor Salvador Calva Morales, rector de la UMA, sede de la clausura del evento internacional, explicó que en este encuentro se logró la promoción del circo en todas sus facetas: niños conviviendo  con sus padres, la ejercitación física o el ludismo como diversión para los jóvenes y para la expresión profesional de quienes toman el circo como una forma de vida.

El maestro Julio Revolledo Cárdenas, director de la Licenciatura y presidente de la asociación civil Circulatore, por su parte, comentó que esta reunión internacional que convoca a representantes de las escuelas de circo del mundo permite superar la visión limitada del circo, recuperando  su esencia como eslabón perdido entre el arte y el deporte para restituir el tejido social y divertir a las personas.

Unos 10 niños de tres a siete años de edad y sus padres de la comunidad de San Francisco Totimehuacán tuvieron oportunidad de participar en el taller Metodología para enseñar acrobacia a niños de cuatro a ocho años de edad, a cargo de Rika Taeymans, del Cirkus in Beweging, de Leuven, Bélgica, donde les enseñaron a trabajar la acrobacia para jugar con sus pequeños y desarrollar así la inteligencia emocional  infantil y reducir la violencia que permea a toda la sociedad.

También se mostró cómo es posible saltar barreras sociales a través del taller  La dramaturgia del clown, impartido por Hernán Gené, Profesor de teatro y de montaje de graduación en la Escuela de Circo de Carampa  y profesor de teatro en la Universidad Juan Carlos de Madrid, España, lo que permite la exposición al público, e incluso se platicó sobre la experiencia de otras naciones, donde en estos talleres participan las personas mayores de 60 años.

El taller Estudio de la acrobacia en una escuela profesional de circo, a cargo del inglés Glen Stewart, del Centro Nacional de las Artes Circenses de Londres, resultó muy importante para conocer las bases técnicas y metodologías que previenen ejercitarse de manera equivocada lo que puede provocar daños al cuerpo y contribuye de esta manera con la cultura de la prevención en la práctica circense.

Julio Revolledo, luego de su exposición de La evolución del circo desde su surgimiento hasta la creación del circo científico, manifestó que esta amplia aplicación de convivencia padres e hijos, el entrenamiento físico de los jóvenes cuyo fin se agota en sí mismo, la incorporación de las personas de la tercera edad en actos lúdicos y la formación profesional de los futuros artistas supera la visión limitada de la aplicación social del circo, demuestra que todos caben en la dirección de programas con múltiples aplicaciones, por lo que aún sin animales el circo mexicano sigue vivo.

Como parte de la conclusión de los trabajos las naciones del mundo sabrán de la calidad del circo mexicano a través de la función de graduación de la 5ª generación de los alumnos de la Licenciatura en Artes Escénicas y Circenses Contemporáneas, con una temática muy mexicana.

banner b1 i2

banner e1 i