banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Jueves, 19 de Septiembre de  2019
18:16

06Para que el plan de desarrollo integral para resolver la crisis migratoria funcione es importante que el gobierno mexicano convenza al presidente Donald Trump para financiarlo y que se lleve a cabo, señaló el Dr. Derzu Daniel Ramírez Ortiz, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales de la UPAEP.

El plan de desarrollo integral para resolver la crisis migratoria consta de cuatro pilares, el primero es sobre el desarrollo económico; el segundo de bienestar social, el de sustentabilidad ambiental y gestión del ciclo migratorio, “propuesto por la CEPAL es bueno, pero en la realidad no es viable por la situación social y económica que están viviendo las naciones involucradas”, indicó el académico.

Dijo que en el caso de México, el gobierno federal debe enviar mensajes de certidumbre política y estabilidad económica, porque mientras los Estados Unidos están creciendo económicamente en un 3 por ciento, nuestro país está estacando, en una desaceleración económica.

Por lo tanto, señaló que el plan plantea un objetivo integral de desarrollo económico, además de que establece objetivos claros si se realiza un buen diagnóstico de cómo resolver la cuestión migratoria de fondo.

Abundó que en lo referente a la viabilidad del plan, es donde se presentan algunos problemas, como es el caso de que éste no se puede llevar a cabo sin la participación de los Estados Unidos, puesto que en el plan se habla de la construcción de obras de infraestructuras muy importantes y muy costosas. Como es la construcción de una planta eléctrica en Puerto Cortés, en Honduras, así como ampliar la red de electricidad de México hacia Centroamérica o extender la red carretera en la frontera de México con Guatemala, o la construcción de un gasoducto con una extensión de más de 900 kilómetros, que saldría de nuestro país y llegaría hasta Honduras, y el financiamiento de los Estados Unidos es importante.

Advirtió, “hasta dónde el presidente de Estados Unidos Donald Trump meterá esta propuesta en su agenda de trabajo, cuando el año próximo se viene un proceso electoral en la Unión Americana, situación que viene a complicar la viabilidad de dicho plan”.

Comentó que de acuerdo a señalamientos de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina), es que México y los países centroamericanos Honduras, Guatemala y el Salvador, quienes conforman este plan, aumenten su recaudación fiscal, es decir, aumente sus impuestos para que se conviertan en gobiernos con capacidad de invertir y de gastar y no todo el financiamiento provenga de los Estados Unidos, situación que no es tan fácil para cada uno de los gobiernos implicados.

Subrayó que en el caso de México, es importante que el gobierno federal presente un plan para promover el desarrollo de la zona sureste del país, ya que es una región que requiere de infraestructura para llevar adelante esta iniciativa internacional.

En ese orden de ideas, refirió que el gobierno mexicano está endureciendo la política hacia la migración centroamericana, puesto que en los primeros cinco meses del gobierno en turno, se han deportado más centroamericanos que en los cinco primeros meses de los dos años anteriores.

“En abril de 2019 se han deportado a más de 15 mil centroamericanos, cifra que nunca se había registrados en otros meses de los últimos tres o cuatro años en un gobierno mexicano. Situación que sí contrasta del discurso que el gobierno mexicano está pronunciado de tener una política migratoria más humana, pero en la realidad no lo está haciendo, ya que está endureciendo la mano y cumpliendo con las metas migratorias que ha impuesto el gobierno estadounidense desde hace ya algunos años”.

banner b1 i2

banner e1 i