banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Domingo, 26 de Mayo de  2019
02:19

09Hidratarse, comer vegetales, alimentos de origen animal, leguminosas y frutas de temporada pueden contribuir para que la gente se enferme menos en esta temporada de calor, manifestó la Mtra. Lupitha Elizabeth Flores Rojas, profesora investigadora de la Facultad de Nutrición de la UPAEP.

Señaló que es importante considerar los métodos de conservación y cocción de los alimentos, porque de esta manera se podrá llevar una alimentación saludable, y para ello es importante informase de los grupos de alimentos que existen, como son las verduras, frutas, alimentos de origen animal, leguminosas, etc.

Enfatizó que en esta temporada de calor, en donde las temperaturas se incrementan de manera significativa, las personas deben evitar comer productos en la calle, “ya que no conocemos la manera de cómo fueron preparados o factores a los que están sometidos estos alimentos y que en muchos de los casos puedan echarse a perder por el calor.

De igual forma, reiteró que es importante consumir alimentos naturales y tener presente que
estos deben mantener “normas higiénicas adecuadas” como es el lavarse las manos antes de ingerirlos, desinfectar frutas y verduras de una manera correcta; así como el cocinar los alimentos de origen animal, principalmente las carnes para eliminar en la medida de lo posible todo tipo de microorganismos que pudieran llegar a multiplicarse por las altas temperaturas y provocar algún tipo de daño en la salud de las personas.

Con respecto a los alimentos que se pueden llevar los niños a la escuela, la Mtra. Flores Rojas explicó que las mamás pueden combinar entre cereales, galletas integrales, alimentos que incluyan frutas de temporada que hayan estado bien protegidas bajo temperaturas frías, porque si los alimentos se guardan calientes, se corre el riesgo de que se echen a perder rápidamente.

Dijo que actualmente ya existen loncheras que permiten conservar alimentos con temperaturas adecuadas para conservar los alimentos. En el caso de las frutas o verduras, es importante que éstas conserven sus cáscaras y que a la vez permitan al niño pelarlas sin problema para consumirlas, o bien guardarlas en un recipiente fresco y conservado a baja temperatura, es decir, estamos hablando de 4 a 16 grados de temperatura ambiente.

Por su parte, la Mtra. Alma Nubia Mendoza Hernández, también profesora investigadora de la Facultad de Nutrición de la UPAEP, dijo que las personas pueden encontrar frutas y verduras frescas en los mercados o supermercados, pero lo más importante es lavarlos y desinfectarlos adecuadamente para después conservarlos en el refrigerador hasta por una semana y consumirlos con mayor seguridad en la casa que en la calle. Lo mismo sucede con los alimentos congelados, como son el pescado que puede dilatar hasta dos o tres semanas y consumirlos sin problema.

Agregó que en el caso de las carnes rojas, es importante cocerlas bien y reducir la carga bacteriana que pudieran tener y evitar problemas estomacales. “En Puebla estamos comenzando a registrar temperaturas altas, arriba de los 25 grados, situación que puede provocar que crezca la presencia de bacterias o se presente algún tipo de contaminación bacteriana, que provoque problemas gastrointestinales. Al consumir alimentos en la calle corremos el riesgo de enfermarnos rápidamente”.

Si por alguna situación, es inevitable comer en la calle, debemos buscar que el establecimiento esté limpio, tenga agua potable para lavarse las manos y que los alimentos puedan consumirse sin problema, a diferencia de un establecimiento que se encuentre en la calle, en donde podemos encontrar polvo y de que los alimentos estén expuestos a los rayos del sol, lo que provocará que entren en pronta descomposición.

Subrayó que en las temporadas de calor los niños menores de 5 años y los adultos mayores son las personas más vulnerables para enfermarse por consumir alimentos que estén expuestos en la calle bajo los rayos del sol y que entren en pronta descomposición. Y pueden presentar síntomas como diarrea, presencia de parásitos, tifoidea, salmonela, entre otras.

Por lo tanto, reiteró que es importante tomar precauciones a la hora de consumir alimentos en esta época del año.

 

banner b1 i2

banner e1 i