banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Domingo, 24 de Marzo de  2019
00:24

09A un mes de haber asumido el nuevo gobierno federal el destino del país, es importante analizar qué está pasando en materia de comercio internacional, en donde además estamos encontrando aspectos positivos y negativos que en el corto y mediano plazo traerán consecuencias, señaló el Dr. Juan Carlos Botello Osorio, profesor investigador de la Facultad de Comercio y Estrategia Internacional de la UPAEP.

En lo referente a los aspectos negativos, dijo que estos han impactado de manera significativa al sector exportador y al sector de comercio internacional, y uno de ellos fue principalmente la desaparición de las oficinas de Pro-México, que es uno de los grandes temas que afectó de manera directa al sector exportador y probablemente para los nuevos exportadores, pequeñas y medianas empresas y microempresarios que tienen deseos de incursionar al mercado internacional.

Abundó que Pro-México “tenía dos funciones sustantivas, atracción de inversión extranjera directa y la otra que era la promoción de las exportaciones. Y ahora el nuevo presidente de México dice que hay una estructura burocrática superflua que viene a engrosar toda la nómina del gobierno federal y con esta idea de ser más austeros en cuestión de gastos, se decide eliminar todas las tareas y funciones que realizaba Pro-México y pasarlas para que sean atendidas por las Embajadas”.

Indicó que “el gobierno está perdiendo todo ese capital intelectual que se generó para realizar estas actividades al desaparecer el fideicomiso de Pro-México, ya que también desaparece esa capacidad técnica que tiene un valor para los mercados internacionales y para el sector exportador y en el caso de las Embajadas, éstas tienen otras funciones que no son las propias que llevaba a cabo el organismo”.

Otro tema que llama la atención de la presente administración federal es que hasta el momento no se ha hablado del resto de los tratados de libre comercio, a diferencia del TEMEC (Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá), motor principal de las exportaciones mexicanas.

Refirió que “al parecer a este gobierno no le interesa tener una mayor promoción de las exportaciones mexicanas a través de otros tratados de libre comercio. Y últimamente el presidente de México ha dicho que ve con buenos ojos el apoyar el TEMEC, sin hacer mención de otros acuerdos comerciales por el momento, aspecto que se puede considerar como negativo, porque pareciera que no se quieren establecer más lazos comerciales con el exterior y simplemente quedarnos con el Tratado Comercial con Estados Unidos y Canadá y explotarlo con base en los acuerdos establecidos”.

Advirtió que la curva de arranque del gobierno federal durante el primer mes, está siendo bastante pesada en materia de comercio internacional para el gobierno, puesto que tuvo que tomar la decisión de desarticular Pro-México; además de que en los acuerdos establecidos entre la Secretaría de Economía y la Secretaría de Relaciones Exteriores, no hablan de un plan sexenal en materia de comercio internacional, situación similar en el gobierno federal, es decir, “no se ve más allá de un simple convenio anual, el cual lo están diseñando conforme a los primeros resultados, síntoma de que no se tiene una visión a largo plazo con respecto al comercio internacional, lo cual también afecta a todas las relaciones comerciales que nuestro país tiene”.

Acciones que distan mucho de las promesas de campaña, en donde Andrés Manuel López Obrador se comprometió a convertir a México en una potencial en comercio internacional, con un crecimiento económico que podría ser del 4 por ciento, situación que no podrá ser a través del sector exportador por no contar con los apoyos necesarios para lograrlo.

Por lo tanto, es importante que su administración haga una revisión de los aciertos y errores que están registrando con base a su plan de trabajo y corregir los efectos negativos que se están observando en diferentes puntos de su administración.

 

 

banner b1 i2

banner e1 i