banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Domingo, 9 de Diciembre de  2018
22:20

12upaep01Con un manejo óptimo y responsable del agua, como son las lluvias de temporada y vasos de almacenamiento comunitarios, los agricultores pueden obtener hasta el doble de las cosechas que logran en sus parcelas, aseveró José Juan Zamorano Mendoza, profesor investigador de la Facultad de Ingeniería en Agronomía de la UPAEP.

Dijo que es de todos conocidas las variaciones que se están registrando en el comportamiento del clima, con las lluvias y las temperaturas a lo largo del año en todas partes del mundo, por lo que es importante ver de cómo se pueden aprovechar estos fenómenos naturales.

Abundó que en la UPAEP se cuenta con una estación meteorológica y en el presente año se registraron en el mes de junio comportamientos normales con respecto a lo que ha pasado en años pasados. “En la zona de la UPAEP en el mes de junio tuvimos un registro de 170 milímetros, cuando el promedio fue de 193 milímetros, lo cual indica que nos encontramos en condiciones normales de lluvias, sin embargo, es importante señalar que para julio de 2018 se registró un descenso en las precipitaciones en Puebla de alrededor del 50 por ciento, ocasionado por el tema de la canícula, en esta temporada siempre desciende la precipitación en el mes de julio, para después incrementarse en los meses de agosto y septiembre”.

Refirió que aun cuando los agricultores están acostumbrados al tema de la “Canícula”, y es más escasa la presencia del agua, las “plantas presentan un estrés hídrico, no se pierde la cosecha porque hay lluvias pero no se alcanzan los rendimientos que se esperaban”.

Recordó que la mayor parte de la agricultura, sobre todo de granos básicos en el estado de Puebla es de temporal, por lo tanto, se depende 100 por ciento de la lluvia, y por ello es importante darle seguimiento a esta situación y proponer acciones de inversión para aprovechar mejor el campo poblano y del resto del país.

Manifestó que en otros países, el éxito que han tenido con este comportamiento del clima como es el caso de los Estados Unidos, es por el tema de la captación y almacenamiento del agua de lluvia, por lo que consideró que es importante moverse hacia esa forma de trabajar y cuidar el líquido.

En el caso de Estados Unidos, ellos construyen pequeños vasos de agua “más locales, más de comunidad, en donde incluso aprovechan el agua de los deshielos de las montañas y las almacenan y los agricultores norteamericanos las han denominado riegos de auxilio que pueden solventar la escases de agua y volverse a llenar cuando se presente el temporal de lluvia”.

Apuntó que el 70 por ciento del agua que llueve, se escurre, no se infiltra en el suelo y se va a un arroyo, termina en la presa de Valsequillo o termina en el océano o por último, termina como agua contaminada.

Indicó que tanto el gobierno federal, como los gobiernos estatales y municipales pueden coordinarse con los agricultores y darse a la tarea de construir pequeños vasos de almacenamiento de agua de lluvia en diferentes municipios de Puebla.

Zamorano Mendoza dijo que en Puebla hay muy poca infraestructura de este tipo, para llevar adelante la captación y almacenamiento del agua de lluvia. Agregó “Hubo una época en México en donde se construyeron grandes vasos de almacenamiento, como la presa de Valsequillo, la zona del Yaqui y el Fuerte en Sonora y actualmente han sido muy pocas las que se han construido y en su mayoría han sido para la generación de energía eléctrica, pero para el tema de la agricultura, no”.

Enfatizó, lo que más hace que se incremente la producción agrícola en cualquier país es el agua, que ésta esté disponible, aun cuando los fertilizantes son importantes, el control de plagas, pero si no hay agua suficiente, la cosecha es pobre.

Si se cuenta con agua suficiente para atender los cultivos y además se tienen vasos de almacenamiento, se puede incrementar hasta en un 100 por ciento el rendimiento de la cosecha, es decir, “si una parcela de maíz en temporada de lluvias se produce en promedio a nivel nacional 5 toneladas, por el simple hecho de tener un sistema de riego, se puede llegar a incrementar la producción y rendimiento de una hectárea hasta en 10 toneladas y obviamente con la asesoría técnica correspondiente. A diferencia del temporal y los fenómenos naturales, se reduce el aprovechamiento del campo”.

Por último, dijo que es importante reforestar los diferentes valles de Puebla y de otras zonas del país, con especies de árboles que se adapten a la zona, clima, y que permitan mejorar las condiciones del clima.

banner b1 i2

banner e1 i