banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Miércoles, 12 de Diciembre de  2018
08:20

04upaep01La Cruz Forjada es un Premio icónico dentro de la Universidad, que invita a los estudiantes que la han alcanzado, a esforzarse más, a trabajar y poner en práctica sus conocimientos y talentos al servicio de los demás, enfatizó Emilio José Baños Ardavín, Rector de la UPAEP.

Subrayó que la Cruz Forjada es símbolo de ese liderazgo transformador que se ha propuesto la Universidad llevar a la práctica a través de los estudiantes que han asumido el reto de obtener este premio académico y continuar superándose para trascender en la sociedad y transformarla.

348 estudiantes de licenciatura escolarizada, UPAEP Abierta, Online e Intercambios, recibieron el Premio Académico Cruz Forjada, de manos de Emilio José Baños Ardavín, quien estuvo acompañado por académicos de los diferentes decanatos.

Baños Ardavín acotó, “todos esos dones y talentos que tienes, esa circunstancia de vida de ¿Dónde viene?, el escenario quizá nos ayude un poco, porque al cerrar los ojos, nos imaginamos cómo responderíamos esa pregunta. Seguramente, apuntaríamos hacia nuestros padres…; pero eso inclusive, no responde todo, porque con todo ese amor y cariño con el que finalmente tus papás te trajeron al mundo, habrá que preguntarles a ellos, si pudieron controlar todo ese proceso y dinámica para que tú estuvieras aquí. Y la verdad es que no. Y los que somos padres, vemos en esa posibilidad de transmitir la vida, un regalo, porque no lo podemos con todos los avances de la ciencia, especificar, ni mucho menos pensar que de todas esas posibilidades de que estés tú ahora aquí, dependa de ellos. Los que compartimos la Fe sabemos que esto no es posible en manos humanas, que hay un ser que nos supera, que es el que posibilita esto”.

Reiteró Baños Ardavín, esta Cruz Forjada debe ser un recordatorio en una primera instancia de que esto que hemos recibido, “todo esto que ha sido posible en mi vida, se me ha dado gratuitamente, el don mismo de la vida, esos dones fundamentales que me definen como persona, nadie puede decir que se los consiguió por sus propios fueros, nadie puede decir que ha trabajado tanto, que en algún momento compró, consiguió o adquirió e incorporó sus dones más fundamentales y por supuesto, la propia vida”.

Por lo tanto, manifestó que los dones, conocimientos y habilidades que distinguen a cada estudiante, los deben poner a trabajar al servicio de los demás, transformar su realidad, “lo que hemos recibido gratuitamente, lo debemos poner en juego, al servicio de los demás, darlo gratuitamente, entregarnos sin regateos, esta es la característica per sé del universitario… servir, transformar y ayudar los demás con apego a la verdad”.

Emilio José Baños advirtió, “ésta, no es cualquier cruz, es una Cruz Forjada que se va acrisolando con el fuego para moldear ese hierro, que es lo que implica. Si quieres verdaderamente aspirar a cosas grandes, si quieres hacer algo que verdaderamente valga la pena de tu vida, cuesta trabajo y va a tener que sacrificarse algo, porque las cosas que valen la pena, implican sacrificio, implican esfuerzo”.

En la ceremonia del Premio Académico Cruz Forjada, se contó con la presencia de autoridades universitarias, estudiantes, familiares y amigos que acompañaron a los estudiantes para recibir su premio.

En su intervención, José Sebastián Uribe López, estudiante del octavo semestre de la Facultad de Ingeniería Química Industrial, en su mensaje señaló, cada estudiante tiene su propia historia sobre el valor y lo que representa la Cruz Forjada para cada uno, para lo cual indicó que hay dos puntos a considerar.

“El primer punto que se identifica en las historias es el de la disciplina y la dedicación. Pero no una disciplina donde se hacen las cosas sin cuestionar, sino una donde se hace lo que se debe por la convicción de hacer las cosas… Claro, siempre habrá sacrificios, habrá que invertir tiempo y doblar esfuerzos en lo que se hace, pero eso es insignificante cuando se es consciente del para qué hacer las cosas”, manifestó Uribe López.

Sin embargo, dijo que este primer punto carece de significado si no se tiene una dirección. ¿De qué sirve el esfuerzo y para qué se hace? Si el objetivo de la disciplina y la dedicación es solamente el adquirir esta distinción, se le resta valor a la Cruz Forjada.

Subrayó que el segundo punto tiene que ver con el compromiso y la conciencia. “Esto es lo que da la dirección y el sentido al esfuerzo… compromiso con mi familia, compromiso con mi carrera y el compromiso con la sociedad. Estar inconformes con lo que sucede diario. Con la falta de empleos, la baja competitividad de nuestra industria, el depender de las decisiones de otros, cuyos principios no encaminan a un bien común. Dicha no conformidad es lo que motiva el comprometerse y esforzarse, a buscar tener una formación que permita, desde la disciplina de cada quién, transformar estas realidades”.

Para concluir, José Sebastián Uribe, enfatizó, es esto lo que da el significado a la Cruz Forjada. Que más que un premio, es un recordatorio. Un recordatorio a todos nosotros de las necesidades que hay en nuestra sociedad, y que hoy se nos demandan. Es un recordatorio de que hay todavía más por hacer, y somos quienes debemos tomar la iniciativa y hacer las cosas y lograr que las personas se sumen y de manera solidaria se alcance el bien común.

banner b1 i2

banner e1 i