banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Jueves, 24 de Septiembre de  2020
08:54

08La situación en la frontera sur de nuestro país es complicada, pues atiende a una necesidad de desplazamiento forzado. Así lo reconoce el Mtro. Mario Ernesto Patrón Sánchez, Rector de la IBERO Puebla, durante la inauguración del foro Voces migrantes: visibilización y acción desde la polifonía de la movilidad humana.

Recordó que el nuevo gobierno federal comenzó con una narrativa de seguridad humana que, no obstante, ha reculado hacia una política prohibicionista a raíz de las amenazas arancelarias por parte del presidente Donald Trump.

Patrón Sánchez reconoció que la situación actual no es sencilla, pues México no sólo recibe a migrantes centroamericanos y a compatriotas que vuelven desde la Unión Americana, sino que nos confronta con nuestra identidad y valores nacionales. El reto es, concluyó, convertirnos en un espacio idóneo para darle la bienvenida a quienes llegan y a quienes regresan, lo cual se conseguirá a través de la reconstrucción del tejido social.

En complemento a lo expresado por el Rector anfitrión, Elio Villaseñor Gómez, representante de Puente Ciudadano A.C., vinculó el presente fronterizo con el programa Jóvenes Promesa, una iniciativa que busca aportar a la construcción de nuevas narrativas que opten por la cooperación pedagógica por encima de la criminalización de las y los migrantes.

Por el futuro de ellas y ellos

Centroamérica representa una de las regiones más violentas y desiguales del mundo, cuyos proyectos de paz han quedado rebasados por la criminalidad. Con esta premisa, Nadia Nehls Martínez, académica del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), inauguró el panel Jóvenes Promesas, una propuesta de cooperación regional educativa.

Las personas en edad escolar, comentó, representan un grupo vulnerable en el contexto que envuelve a los procesos migratorios. En 2016, se presentaron 40,114 eventos de niños, niñas y adolescentes no acompañados intentando cruzar la frontera entre Guatemala y México.

Para Nehls Martínez, Jóvenes Promesas es una apuesta para brindar herramientas de desarrollo integral a un grupo de jóvenes centroamericanos provenientes de contextos de vulnerabilidad, dándoles la oportunidad de cursar el bachillerato técnico en el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP) campus Puebla.

Mientras que la Fundación Fe y Alegría realiza el proceso de selección de candidatos en Centroamérica, el Instituto JUCONI México A.C. se encarga de coordinar la modalidad de acogimiento familiar, lo cual permite a familias voluntarias brindar cuidados, protección y bienestar social a las y los jóvenes migrantes durante su estancia en México.

Ariel Flores Quijano, representante de esta asociación, compartió que se busca dar pie y seguimiento periódico al desarrollo terapéutico tanto del joven como de la familia que le recibe. Reconoció que, si bien algunas familias truncaron el programa de manera prematura, existió un importante desarrollo del proyecto, así como en las y los participantes de la prueba piloto.

También en representación de Puente Ciudadano A.C., asociación que vincula los esfuerzos de todas las organizaciones involucradas, María del Pilar Salazar Barrales recordó la intención de formar personas críticas que sean conscientes del entorno que les rodea, sus orígenes y objetivos de construcción de nuevas sociedades.

La egresada de la IBERO Puebla destacó el papel fundamental de las relaciones para comprender al Otro. Lanzó un llamado a la apertura al diálogo. “Vivimos en tiempos en los que parece que la otredad es el enemigo, cuando se trata de una oportunidad de aprender de los demás.”

banner b1 i2

banner e1 i