banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Sábado, 14 de Diciembre de  2019
17:26

03La Cura Personalis se define como una actitud de cuidado, responsabilidad, afecto y compromiso al otro que nos permite estructurarnos y darnos a conocer. Con esta idea en mente, José Teódulo Guzmán Anell, S.J. encabezó un conversatorio en el que enfatizó la importancia de la participación del alumnado en el diálogo para el cuidado del otro.

Guzmán Anell cuestionó la noción del ser humano, afirmando que esta puede llegar a variar dependiendo del contexto que lo perciba. Sin embargo, afirmó, en nuestra cultura se define al ser humano como un animal racional, de consumo y participativo cuyos derechos y garantías son inherentes a su condición.

Consideró intrínseca la esencia del cuidado en la definición del ser humano, definiéndolo como un ser de cuidado. Por ello, los presentes aunaron en el concepto desde un punto de vista biológico y social. También, llegaron a la vinculación de esta noción con la solidaridad.

La ayuda, comentó Teódulo, es esencial para el desarrollo espiritual, ya que nos lleva a la realización de obras positivas para los individuos que nos rodean. Enfatizó la importancia de la Cura Personalis como un acompañamiento amoroso de las personas que nos rodean, no como una dirección espiritual. “El no cuidado nos lleva a una especie de solipsismo”, advirtió.

Resaltó que el respeto a las opiniones, actitudes y la empatía son importantes en el diálogo desde la Cura Personalis, ya que permite un encuentro entre la ayuda mutua de los individuos. En contraste, las y los presentes destacaron la importancia de las relaciones entre el alumnado y la docencia.

El alumnado hizo hincapié en la importancia de la amistad comunitaria. Al mismo tiempo, cuestionó el papel de la educación en la cultura del cuidado, ya que hay pocas propuestas pedagógicas que promueven el cuidado del otro. También se evaluó el papel del cuidado en un nivel social, donde se propuso extender este concepto al resto de la docencia.

El padre Teo concluyó resaltando el papel de la compasión en la Cura Personalis, ya que esto nos lleva a la emancipación de las pulsiones de dominación y sometimiento y a la comprensión de los demás y de la naturaleza. En complemento, las y los alumnos exploraron la aplicación de este concepto en el enfoque multidisciplinario.

 

banner b1 i2

banner e1 i