banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Domingo, 17 de Noviembre de  2019
15:33

05En el auditorio de la Facultad de Ingeniería de la BUAP se realizó el IX Simposio de Investigación del Parque Nacional Iztaccíhuatl y Popocatépetl con el tema Políticas Públicas y Riesgo Ambiental, donde se reveló que un árbol por cada 10 habitantes debe sembrarse para repoblar la zona y ayudar a la captación de agua.

María Guadalupe Tenorio Arvide, investigadora del Departamento de Ciencias Agrícolas de la BUAP, destacó que el objetivo de este evento es difundir los trabajos de investigación que se han realizado en áreas naturales protegidas en la zona del Izta-Popo en materia de biodiversidad, en temas relacionados con riesgos por la actividad del volcán, flora, fauna, problemas de suelo y agua.

En el encuentro los investigadores mencionaron que se tienen problemas graves de deforestación incluso de captación de agua por la inmoderada tala, por lo que los investigadores están proponiendo soluciones para que se desarrollen políticas públicas encaminadas a mejorar el medio ambiente y cuidar el agua, ya que gran parte de los afluentes de la ciudad provienen de esta zona.

Tenorio Arvide refirió que los investigadores, organizaciones ambientales y activistas, están colaborando para evitar la tala y los incendios forestales provocados.

Por lo que sugirió reforestar pero con árboles nativos para tener una mayor tasa de éxito, esto al referir que en los últimos meses se han registrado incendios aunado a un uso desmedido de los recursos naturales de la zona.

Mencionó que la educación en el cuidado del agua prácticamente es nula en la población, se tiene poca atención y organismos como la Comisión Nacional del Agua está haciendo uso de pequeños relojes de tiempo para ahorrar el consumo del líquido en la regadera.

Recomendó que para lavarse los dientes se utilice sólo un vaso con agua y no dejar el grifo abierto, tratar de utilizar las aguas grises para regar jardines y procurar conservar áreas verdes para captar agua en beneficio de todos.

En el caso de los parques de la ciudad es necesario renovarlos para tener captación de carbono y mejorar el medio ambiente, por lo que se debe tener un manejo adecuado para contribuir a regular el clima y no sentir tanto calor como en zonas descubiertas.

Al respecto el maestro Miguel Angel Valera Pérez, académico investigador del Instituto de Ciencias de la BUAP, resaltó que la zona del Izta- Popo fue nombrada por la UNESCO como reserva de la Biosfera por lo que es Patrimonio Mundial, por lo que estos parques deben cuidarse al igual que el de La Malinche, ya que no hay suficiente personal para vigilar por lo que consideró que la falta de presupuesto es uno de los principales problemas.

banner b1 i2

banner e1 i