banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Miércoles, 21 de Noviembre de  2018
10:07

03Ser emprendedor es ser un agente de transformación positiva con su entorno que genera valor para mejorar el mundo, que se esfuerza por dar lo mejor de sí mismos para dignificar la vida de las personas, afirmó Gerardo Sánchez Meneses, del Centro de Innovación y Competitividad Empresarial de la BUAP (CICE).

Al impartir la conferencia “El ABC del Emprendedor”, en el auditorio de la Facultad de Contaduría de la BUAP en el Segundo Encuentro de Pymes 2018, refirió que ser un emprendedor no es solo crear una empresa sino también formar parte de las organizaciones para generar proyectos sociales que generen un impacto positivo en la comunidad.

El consultor refirió que el tema de emprender tiene que ver con la parte creativa, ya que los hombres y mujeres con esas inquietudes empresariales tienen el objetivo de desarrollar un proyecto, pero esto requiere tener conocimientos, actitudes y competencias conscientes, para lograr que la idea sea una realidad.

Mencionó que el desempeño de una persona está basado en un conjunto de capacidades que permiten reconocer la vocación personal, pero reflexionó, que a veces las personas se confrontan con ellas mismas porque la actividad que realizan no es de su entera satisfacción, por lo que recomendó cambiar de actividad si su visión de futuro se encamina a otra acción.

Por lo que es necesario transformarse para ser una persona con un propósito en la vida que se enfoque a servir y al bien común, situación que les dará una actitud positiva en su vida porque a través del desarrollo de un proyecto propio o dentro de una organización se pueden realizar acciones positivas para ellos mismos y para la comunidad.

Citó el ejemplo que hay personas que a través de acciones buscan soluciones amigables para cuidar el medio ambiente, por lo que este tipo de modelos generan un impacto de beneficio social.

Resaltó que hay dos momentos claves en la vida de los seres humanos: el primero es cuando nacemos y el segundo es cuando se descubre para que nacimos. En su caso personal resaltó que su propósito fundamental es tocar vidas y asumir el compromiso histórico de hacer algo por los demás.

Crear empresas sociales genera valor y a la larga acciones rentables, por lo que recomendó a los alumnos abrir el corazón, esforzarse por dar lo mejor de sí mismos y ayudar a los demás, porque esto permite dignificar la vida de las personas.
Los invitó a descubrir de manera individual cuáles son sus sueños, que los hace felices y tomar la decisión de realizar acciones contundentes para hacerlos realidad.

 

banner b1 i2

banner e1 i