banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Domingo, 24 de Junio de  2018
13:18

08itesm01Durante el año 2017, la evolución de la actividad industrial mexicana, no fue del todo favorable, particularmente durante la segunda mitad del año cuando su desempeño comenzó a desacelerarse, afirmó María Fonseca Paredes, Decana de la Región Sur del Tecnológico de Monterrey.

Reveló que la crisis en el sector de la minería  y los resultados incipientes en la industria de la construcción opacaron las cifras positivas alcanzadas por las manufacturas, las cuales fueron impulsadas principalmente por los buenos resultados obtenidos en materia de exportación.

AVANZA LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL EN LOS PRIMEROS MESES DEL 2018

En contraste, el avance de la actividad industrial en los dos primeros meses del año en curso ha mostrado cifras positivas que podría marcar el inicio de una recuperación  durante los próximos periodos.

De acuerdo al reporte, en febrero pasado el total de la actividad industrial presentó un incremento de 0.7%, con respecto al mismo periodo del año pasado. Dicho crecimiento fue el resultado de que la mayoría de los sectores que conforman la producción industrial de nuestro país se ubicaron en el terreno positivo.

La construcción (4.5%), la generación de energía eléctrica y suministro de agua (3.1%) exhibieron los avances más significativos, en tanto que las manufacturas presentaron apenas un aumento marginal (0.9%).

La minería ha sido el único sector que no ha presentado señales de mejora ya que su desempeño anual fue negativo (-5.7%), con este ya acumula 24 meses consecutivos bajo dicha condición.

MEJOR DESEMPEÑO DE LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL

En términos acumulados la actividad industrial presentó un mejor desempeño durante los dos primeros meses de 2018, en comparación con las cifras observadas durante el mismo periodo del año pasado (0.8%  con respecto al
-0.1%  de 2017), comportamiento que obedece que a la mayoría de los sectores manifestó mejores resultados).

La construcción reportó el incremento de mayor magnitud mostrando un aumento de 4.4% que contrasta con el crecimiento de 0.2% del año pasado, como resultado de la ejecución de varias obras en materia de edificación.

La generación de energía eléctrica y suministro de agua también registró cifras más favorables al aumentar 2.3% luego que durante el primer bimestre de 2017 se encontró en terreno negativo al presentar una disminución de 0.1%.

Sin embargo, el sector de las manufacturas que durante el año pasado había fungido como principal motor de crecimiento de la actividad industrial, exhibió un menor ritmo de crecimiento al mostrar un aumento de 1.1%  tras alcanzar un incremento de 2.7% en el primer bimestre del año pasado.

La moderación del ritmo de crecimiento de las manufacturas se debe a que durante el primer bimestre de este año fueron 9 los subsectores que se ubicaron en terreno negativo, en tanto, que en el mismo periodo de 2017 fueron solo 6 los subsectores  que reportaron un ajuste a la baja.

Sin duda un menor ritmo de crecimiento de la manufacturas repercutirá  significativamente en la recuperación de la actividad industrial, ya que es el sector de mayor peso de todas las actividades secundarias.

PAPEL DE LA EXPORTACIONES MEXICANAS

De esta forma el papel que juegan las exportaciones de manufactura será fundamental para tener un crecimiento favorable del sector, por lo que los resultados alcanzados en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte serán decisivos para determinar el rumbo que seguirá la actividad manufacturera.

No obstante, la evolución de la industria nacional debe evitar depender solamente de los acuerdos comerciales a nivel internacional.

FOMENTAR EL CRECIMIENTO DE LAS CADENAS PRODUCTIVAS NACIONALES

Es imperante fomentar el crecimiento de las cadenas productivas nacionales para detonar un verdadero crecimiento exponencial de las manufacturas de nuestro país. Para ello se requieren de proyectos de inversión sólidos que involucren la participación de los sectores público y privado, formuladas en un plan de desarrollo nacional que aproveche las ventajas competitivas de nuestro país sustentado en cifras reales que puedan ser alcanzadas y medibles a lo largo de su ejecución.

De nada sirve proponer soluciones atractivas las cuales no cuentan con una fundamentación adecuada y están basadas en supuestos poco realizables.

banner b1 i2

banner e1 i