banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Viernes, 15 de Noviembre de  2019
18:16

La semana pasada se dieron cambios importantes a nivel nacional, movimientos que sin duda se reflejarán en el tema de la educación superior pública. Este cambio se dio en la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, organismo con más de 5 décadas que ha sido partícipe de las transformaciones del país en este tiempo.

online01Tras la salida de la ANUIES de Enrique Fernández Fassnacht, a quien le fue encomendada la misión de solucionar el problema académico-estudiantil que se dio el año pasado en el Instituto Politécnico Nacional, hace unos días, durante la XXIII Sesión Extraordinaria de la Asamblea General de la Asociación, los rectores dieron su respaldo a Jaime Valls Esponda, ex rector de la Universidad Autónoma de Chiapas, para que se hiciera cargo de secretaria general ejecutiva de la organización los siguientes 4 años.

Con la llegada de Jaime Valls, la ANUIES deberá retomar el camino de la negociación para buscar que las autoridades federales, encabezadas por el presidente Enrique Peña Nieto y por el legislativo, atiendan y entiendan que la demanda de las universidades públicas en destinar una mayor inversión al sector no se trata de una necedad sino de una necesidad que busca acertadamente el fortalecimiento de la educación superior en México, para poder competir de tú a tú con los esas enormes torres de la enseñanza profesional e investigación que hay en el mundo.

Esto no es nuevo para el recién desempacado líder de los rectores que integran la ANUIES, ya que el país requiere de universidades fuertes que aporten al avance nacional, no sólo con la formación de profesionistas con altos niveles de calidad y competencia sino que en la medida de este apoyo a las universidades, se puedan generar programas y/o proyectos de investigación que sean utilizadas como alternativas y estrategias viables de desarrollo social y económico.

online02Para lograr este objetivo, se requieren de recursos suficientes que permitan a las instituciones de nivel superior, en primer lugar:
 
Dar respuesta a la creciente demanda de jóvenes que tienen el deseo de estudiar una carrera profesional, logrando antes que nada alcanzar una cobertura en el 2018 que esté por encima del 50% y no del 40% como se plantea; ya que a la fecha el porcentaje oscila por arriba del 30%, es decir en 3 años se pretende llegar al objetivo proyectado por la actual administración federal.

Destinar recursos que sean superiores no al 1 ni al 1.5% sino que se dé la posibilidad de llegar al 2%, inversión que permitiría al país estar en la élite de las naciones que le apuestan a la educación superior y al conocimiento.

Para el secretario ejecutivo de la ANUIES, Jaime Valls Esponda significa un reto trascendental, hacer que la voz de los rectores retumbe en los muros de los palacios nacional y legislativos, y crear conciencia en estos actores de la relevancia que representa para el país apostarle al conocimiento.

En esta coyuntura que vivirá el país los siguientes meses, es fundamental que los rectores de todas las universidades públicas exijan a los candidatos que buscan una curul en la sede legislativa de San Lázaro, que sus propuestas tengan puntualmente las respuestas históricas que año con año, trienio a trienio y sexenio a sexenio, la educación superior reclama.

online03De ser así, tal y como propone el titular de la ANUIES, las universidades públicas no sólo tendrán la posibilidad de impulsar una mayor descentralización sino lograr un verdadero empoderamiento y autonomía que beneficie a sus estudiantes con más alternativas y oportunidades de desarrollo y al mismo tiempo a sus trabajadores con mejores salarios y prestaciones.

 

Elecciones en la BUAP para elegir al Consejo Universitario 2015-2017

En otro tema,  hace unos días la secretaría general de la BUAP público la convocatoria para la elección del próximo Consejo Universitario 2015-2017, proceso que se llevará a cabo el 13 de febrero de este año.

La jornada electoral universitaria, es un tema importante en la vida democrática, política y académica de la BUAP, sobre todo por la relevancia que representa y en las decisiones que toma este órgano del rumbo institucional, mismo que se refleja en el desarrollo no sólo de la comunidad universitaria sino de la sociedad y de los sectores productivos de Puebla.

La renovación del Consejo Universitario abre las puertas de la democracia y de la civilidad, para que los estudiantes, los académicos y los trabajadores no académicos que están interesados en participar, aporten con ideas y propuestas una visión que permita a la máxima casa de estudios elevar más su prestigio y liderazgo académico, reconocido regional, nacional e internacionalmente.

La apertura, sensibilidad y respaldo que muestra la gestión del rector Alfonso Esparza Ortiz, a las diversas corrientes de opinión que hay en la Universidad, son la muestra más clara de que en la BUAP se viven tiempos donde la libertad de ideas y de trabajo está lejos de aquellos años oscuros de libertinaje.

Sin duda, el próximo Consejo Universitario estará integrado por universitarios que tendrán bien puesta la camiseta, con su única bandera de: velar por los intereses de una institución que vive una constante transformación, gracias al compromiso asumido desde 2013 por su actual presidente.

 

Rumbo a la revisión contractual y salarial por la ASPABUAP y el SITBUAP

online04Hoy las condiciones económicas que se viven en el país significan un ancla para las universidades públicas que no tienen la posibilidad de garantizar a sus trabajadores mejores salarios y prestaciones, debido a los recursos que los legisladores federales destinaron a las universidades públicas en diciembre del año pasado, otorgando sólo recursos por el orden del 4.3% para el tema salarial y de 2.2% para las prestaciones.

El culpable de este “maldito” tope salarial, que es impuesto por la federación a las universidades públicas, tiene nombre, y es el líder del STUNAM, Agustín Rodríguez Fuentes, quien en un afán protagónico cada año vende el bienestar y la tranquilidad de los trabajadores universitarios de todo el país.

Al iniciar el año, los demás sindicatos que integran la CONTU, entre ellos la ASPABUAP y el SITBUAP, tienen que navegar contra corriente, y buscar alternativas que logren abatir este rezago salarial que se vive en las universidades públicas del país.

En el caso de la BUAP, los sindicatos universitarios representados por Jaime Mesa por parte de la ASPABUAP y de Misael Mejía por el SITBUAP, han estado trabajando arduamente al interior sus sectores (académicos y administrativos) para definir las estrategias que les permitirán realizar una negociación inteligente y consciente, que los lleve primero que nada a superar esa maldición del tope salarial “stunamista”, y así poder alcanzar beneficios cualitativos y cuantitativos para cada uno de sus agremiados, sin afectar desde luego la estabilidad de la institución.

#SEGUIMOSONLINE

“Todos los cambios, aun los más ansiados, llevan consigo cierta melancolía...” Anatole France

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

banner b1 i2

banner e1 i