banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Lunes, 22 de Julio de  2019
17:43

Hace unas semanas la Organización para la Cooperación y el  Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer en su informe anual Panorama de la Educación 2014, algunas cifras donde a México no le fue muy bien. Este estudio hace un balance de los indicadores sobre el avance que cada nación que integra el organismo ha tenido, sin embargo, uno de estos datos hablan de las pocas oportunidades que los egresados de universidades tienen para insertarse en el mercado laboral.

online01Lo preocupante de este Informe publicado el 9 de septiembre pasado por parte de la OCDE, es que la brecha entre la educación y el mercado laboral se ve muy marcada entre los jóvenes-adultos cuyas edades oscilan entre los 25 y 34 años. Es decir, que a mayor preparación profesional, las oportunidades de empleo son menores, ya que el estudio arroja que el 6.7 por ciento de este grupo de edad está desempleada; mientras que en este mismo rango, un 4.5 por ciento con preparación muy por debajo del nivel medio superior, están en las mismas condiciones.

Sin duda estas cifras pueden ser desalentadoras para las familias de los millones de jóvenes que hacen el esfuerzo por mandar a sus hijos a prepararse profesionalmente, quienes ven cada vez más complicadas las posibilidades de desarrollo social y económico, por no haber en el país alternativas reales que promuevan la generación de empleo para los egresados universitarios.

online02Esta falta de incentivo profesional sin duda desalienta a las generaciones que vienen atrás, ya que ven a sus hermanos o amigos que terminan una carrera, y los ven que siguen viviendo en las casas de sus papás, o tienen que pasar varios años para  encontrar un empleo que nada tiene que ver con su profesión, jóvenes que terminan tirando a la basura toda una vida dedicada a estudiar una licenciatura.

Esta situación debe ser considerada por las autoridades federales, ya que el Estado Mexicano tiene la obligación de crear las alternativas, que generen verdaderas fuentes de empleo para los egresados universitarios, con salarios que les permitan tener una vida digna y con posibilidades de desarrollo.

online03La falta de motivación laboral hacia el universitario,  ha llevado a crear en México una cultura de jóvenes que son conocidos como NINIS (jóvenes que no estudian ni trabajan), por lo que hoy el 20 por ciento de esta población está en una línea muy frágil, ya que son vulnerables a caer en tentaciones que los lleven a perderse en las drogas, en querer buscar el sueño americano o, peor aún, de ser reclutados por las bandas delictivas.

Hoy México tiene un reto muy importante, y principalmente el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, de garantizar con las reformas constitucionales, aprobadas por el Congreso de la Unión, de establecer alternativas de empleo que permitan a los jóvenes universitarios un incentivo para ver en la educación superior la mejor inversión para el desarrollo y crecimiento profesional.

online04Por ello tanto universidades públicas y privadas, así como los 3 niveles de gobierno, deberán estar en el mismo canal para lograr que los programas de enseñanza  que se imparten en las diferentes carreras, estén acorde a las exigencias del sector productivo, y no exista pretexto alguno para no abrir fuentes de empleo, bien remuneradas que alienten la formación profesional y no que provoquen la frustración de los jóvenes que hoy más que nunca, son el futuro de México.

“Debemos tener una visión distinta de lo que es desempleo y empleo. Una persona cuando está formándose está trabajando para un país, esto es lo que hemos descubierto de la crisis, que la formación y la innovación es fundamental..."

José Luis Rodríguez Zapatero.

#SeguimosOnLine

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

banner b1 i2

banner e1 i