banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Martes, 16 de Octubre de  2018
12:50

El próximo jueves Alfonso Esparza Ortiz, rendirá el primer informe de su segundo periodo como Rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, donde refrendará ante los universitarios y la sociedad, del excelente trabajo emprendido y que coloca a la BUAP como un referente nacional e internacional, por los resultados alcanzados en los ámbitos académicos, de investigación y de cultural.

En este año la Máxima Casa de Estudios ha mostrado solidez y estabilidad, mismas que le permiten tener un margen de maniobra amplio, que se refleja en su crecimiento, gracias a que se ha llevado a cabo una buena administración tanto en el manejo académico como financiera, debido al uso correcto de los recursos públicos que cada año ejerce la Universidad.

01columna01Sin embargo, a pesar de que es una casa de estudios de nivel superior que tiene una muy buena planeación en el manejo y aplicación de sus finanzas, la BUAP no está exenta de los problemas financieros a los que se enfrentan otras instituciones en el país, que ante la falta de un verdadero apoyo del gobierno federal, con subsidios suficientes, tienen que hacer “circo, maroma y teatro” para lograr cumplir con los compromiso establecidos en 2018.

A tres meses de que termine el año y a dos de que entré en funciones el nuevo gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla ha tenido que hacer uso de créditos bancarios para poder cumplir con los compromisos del pago de nóminas, de proveedores y de otros insumos que son de vital importancia para el desarrollo académico. Y pese a estas deudas adquiridas, se tienen muy definidos los plazo para poder liquidar los préstamos ante los bancos, una vez que el dinero llegue a las cuentas de la Universidad por parte de la SEP.

Cabe recordar que la BUAP cada año tiene que enfrentar este problema de liquidez, que presenta por lo regular a principios y a finales de año, situación que se debe primero que nada a la falta de compromiso de los diputados y del gobierno federal de enviar las partidas aprobadas al subsidio correspondiente al ejercicio, en este caso de 2018.

Esta falta de responsabilidad y sensibilidad de las autoridades federales complica el desempeño de las universidades, quienes con base en los recursos autorizados, realizaron una planeación de los gastos que ejercerán en el año para pagar la nómina de los trabajadores activos y de jubilados, así como la proyección establecida para desarrollo académico, de investigación, de cultura, entre otros.

Pero lamentablemente el margen de maniobra del dinero que recibe la BUAP es estrecho, debido a que el 80 por ciento de los recursos provenientes del presupuesto se destinan para el pago de la nómina, y sólo el 20 por ciento restante es para atender temas medulares como el académico.

01columna02Pese a la falta de subsidios suficientes y a la detención de recursos por parte de las autoridades de la SEP, la BUAP ha logrado sobrevivir y crecer de manera importante. Prueba de ello, son las nuevas áreas inauguradas por el Rector Alfonso Esparza Ortiz y por el Gobernador Tony Gali, en diferentes áreas de la institución, entre ellas la Facultad de Estomatología, la prepa Lázaro Cárdenas, los Complejos Regionales, el Hospital Universitario, así como el Centro de Convenciones en Ciudad Universitaria, además del apoyo destinado para el avance de la academia y de la investigación, obras que han sido gracias a la buena administración de las finanzas de la actual rectoría y en algunos caso al apoyo decidido del gobierno del estado.

Una vez que arribe a Los Pinos el nuevo gobierno, el primer compromiso que deberá asumir con las universidades públicas, es de diseñar un presupuesto digno, que no sólo sea igual o mayor a la inflación del país sino que vaya en función de los resultados que instituciones como la BUAP han tenido.

Hoy más que nunca los resultados son más que fundamentales, y en donde se debe tomar en cuenta los indicadores en cuanto al impulso que se da a la cobertura, al crecimiento programas y la oferta académica, a los proyectos de investigación, entre otros aspectos, que el presidente, aún, electo, Andrés Manuel López Obrador, debe considerar, junto con su próximo secretario de Educación, Estaban Moctezuma Barragán, quien está recorriendo el país con su Consulta Nacional de donde debe emanar la propuesta para construir un nuevo modelo educativo que no sólo se centre en el magisterio sino que atienda las demandas y reclamos de las universidades públicas de contar con un presupuestos que vaya más allá del 1.5% del PIB a partir del 2020.

La BUAP, así como las demás universidades públicas del país, que reciben un subsidio ordinario federal, el cual en su mayoría sirve para el pago de nómina, el nuevo presupuesto para las instituciones educación públicas superior tendrá que crecer de inmediato y no hasta el 2024, ya que ello le permitirá a la institución, como la de Puebla, atender los compromisos con la comunidad universitaria y con la sociedad; es decir, se podrán generar acciones que permitan que más alumnos ingresen a la universidad, y se cuente con el recurso suficiente que permita crear esta infraestructura que de cabida a las nuevas generaciones, tomando en cuenta que una de las prioridades del gobierno de la Cuarta Transformación, es que ningún joven se quede sin estudiar una carrera profesional.

Por eso el próximo jueves, el Rector de la Alfonso Esparza Ortiz, no sólo dará cuenta de logros obtenidos en este año de su gestión 2017-2021, sino de exigir a las autoridades federales que atiendan las demandas financieras de las universidades públicas, que es donde radica todo el problema que se vive en México.

LO QUE VIENE...

… Todo listo para que el 4 de octubre el Rector Alfonso Esparza Ortiz rinda su primer informe de labores de su segundo periodo, acto solemne que se llevará a cabo en el Auditorio del Complejo Cultural Universitario, en el que se espera que estén presentes, no sólo los universitarios sino diversos sectores de la clases social, política y empresarial...

… Se dice que además del Gobernador Tony Gali, se espera la presencia del Secretario General de la ANUIES, Jaime Valls Esponda; del Rector de la UNAM, Enrique Graue, así como de los rectores de las universidades poblanas como la UDLAP, la IBERO, la UPAEP, entre otras…

01columna03… Además de que se prevé que esté presente el próximo Secretario de Educación, Estaban Moctezuma Barragán, debido a que es gran interés conocer el trabajo de una de las universidades públicas que sin duda será aliada de las próximas autoridades federales. Otra más de las invitadas al informe es la Presidenta Municipal Electa, Claudia Rivera Vivanco, así como la Gobernadora Electa, Martha Erika Alonso…

… Por su gestión al frente de la BUAP, la cual ha contribuido al fortalecimiento de la colaboración con la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, el Rector Alfonso Esparza Ortiz recibió la Medalla Conmemorativa “50 Aniversario de la Universidad de Camagüey”, de manos de su homólogo Santiago Eduardo Lajes Choy, misma que se otorga a reconocidas personalidades que impulsan su desarrollo....

01columna04… Tras su primer informe de labores que rinda el Rector Alfonso Esparza Ortiz, no sólo dará muestra de los importantes resultados alcanzados en este año sino que refrendará el compromiso que tiene con la pluralidad y con las diferentes corrientes ideológicas y políticas que hay en Puebla y en el país, y que se reunirán este 4 de octubre en el Auditorio del CCU…

 

… Un diminuto grupo de despistados universitarios, que queriendo engañar a la sociedad se andan haciendo pasar como los ”verdaderos y únicos” paladines de la democracia, cuando en realidad se han convertido en un remedo de Nicolás Maduro. Y es que estos señores de muy antigua memoria, en su afán protagonista quieren regresar a la BUAP a aquellos tiempos donde el Partido Comunista era el que reinaba, sin embargo estos seres salidos de las catacumbas se les olvida algo, que estamos en el siglo XXI, en el 2018, y no en la década de los 60 y 70, donde la universidad tuvo que evolucionar para sacudirse a todos esos personajes que se aferraban al pasado… Estos paladines de la democracia tendrán que despertar de sus sueños guajiros y entender que la BUAP está por encima de partidos políticos, o de pleitos con ex gobernantes o de conflictos poselectorales, la BUAP es una institución que como una maquinaria se mueve y no se detiene, y estos señores de vieja guardia osan con sus tropelías descarrilar un tren que viaja al futuro, no al pasado…

 

 

banner b1 i2

banner e1 i