banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Martes, 24 de Abril de  2018
07:23

Los cambios que vive el planeta están poniendo en jaque a la humanidad, esto por lo diferentes fenómenos naturales registrados en los últimos años, y que ante la velocidad con las que aparecen han complicado a la ciencia, a los investigadores y a los gobiernos actuar de manera oportuna para solucionar el problema de índole mundial.

02online01El calentamiento global, de acuerdo a diversos organismos internacionales como la OMS, la ONU, Greenpeace, así como 195 países más, entre ellos  México, por fin han levantado la voz, durante la Cumbre del Clima en París que el año pasado el anfitrión fue Francia.

En este encuentro los mandatarios mostraron su sensibilidad y voluntad de actuar de manera seria y drástica para dar respuesta a un problema que crece de manera alarmante, y que de no tomarse medidas correctas, la supervivencia de todo ser biológico está en peligro de desaparecer.

El acuerdo que se tomó en la Cumbre Mundial de 2015, se centró en un punto: evitar a toda costa que la tierra siga aumentando su temperatura, buscando con ello que llegue a los 2 grados centígrados, y mantenerla por debajo del 1.5 grados centígrados.

Esta decisión es más que oportuna, si vemos que derivado de la inconsciencia de la humanidad con la monstruosa industrialización, el despiadado capitalismo y la falta de conciencia de las distintas sociedades, el planeta en el último siglo ha experimentado un cambio en su estructura y esencia terrestre.

02online02El COP21 tiene el enorme reto de lograr ese cambio, terminando primero que nada con la mentalidad retrograda de naciones y de los grandes emporios que se han cerrado a sus intereses mezquinos, sin pensar que de no tomar decisiones maduras, el calentamiento global tal y como augura el Premio Nobel Mario Molina: “Sólo hay como una probabilidad de diez de que no ocurra un desastre”.

Las reacciones del calentamiento global son una realidad, y quien no las quiera ver muestra su miopía y estupidez, ya que el año pasado el mundo experimentó temperaturas intensas no registradas antes.

Se estima que este año la tierra seguirá igual de caliente, además de que se presentarán fríos inclementes y lluvias que se precipitarán en grandes cantidades, provocadas por fuertes huracanes y ciclones.

02online03No podemos dejar de lado el tema, ya que las consecuencia de calentamiento global van en aumento, y un ejemplo de esto que le ocurre al planeta y la humanidad es la presencia de enfermedades virales como las del chikungunya y del zika, transmitidas por mosquitos que han evolucionado más allá del dengue, convirtiéndose en un foco de infección letal y en problema de salud que amenaza en convertirse en una pandemia sino se actúa de inmediato y con acciones efectivas.

El cambio climático debe ser un tema que tiene que dejar de lado a la política, quienes hasta hoy no han entendido que el desastre está a la vuelta de la esquina, y si los gobiernos, las industrias, los institutos, las universidades y la misma sociedad no toman conciencia, el futuro del mundo y de la humanidad está en peligro.

“Es como si vuelas en un avión que se sabe que tiene una avería y te dicen, no te preocupes, hay una probabilidad de que no pase nada durante el vuelo”... Mario Molina, Premio Nobel

#SEGUIMOSONLINE

 

Comentarios:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter @angelolamb13
Facebook: angel.ortegalamb

banner b1 i2

banner e1 i