banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Miércoles, 18 de Octubre de  2017
11:53

Antibióticos aliados de la salud

06mundoinvisible01Hola amigos, el tiempo se va volando y ya pronto estaremos pensando en los días de los difuntos, luego en el aniversario de la revolución mexicana y finalmente en las posadas. Bueno antes de que nos coma el tiempo como le ha sucedido al hombre en varios aspectos entre ellos el ámbito científico y en particular el del desarrollo de nuevos antibióticos, quiero comentarles sobre el uso de los antibióticos. El término antibiótico es muy familiar para muchos de nosotros.

     Un antibiótico se define como una sustancia con capacidad de inhibir el crecimiento de otra bacteria, habitualmente los antibióticos son producidos por microorganismos. Vámonos con calma porque el asunto está algo complicado.

     Empezaremos diciendo que los microorganismos se hacen la guerra entre ellos (¿no les suena familiar?). La mayoría de los microorganismos andan por la vida en grupitos para protegerse y poder sobrevivir en un medio adverso, buscan a una víctima (digo un hospedero) y una vez que lo encuentran se las arreglan para entrar, evadir las barreras físicas, químicas y biológicas, adherirse, colonizar al hospedero, reproducirse y luego permanecer en el hospedero o bien salir y buscar una nueva víctima.

     Esto que suena tan sencillo en realidad no lo es. En el mejor de los casos cuando el bicho logra entrar y llegar  al órgano que va a colonizar por ejemplo intestino, una vez que llega al intestino se encuentra que ya un montón de bichos se le adelantaron y hay una multitud de bichos queriendo estar pegados al epitelio para así evitar ser eliminados y al mismo tiempo poder alimentarse.

06mundoinvisible02     Imagínense que ustedes quieren ir al desfile pero les gana el sueñito y se paran tarde y cuando llegan al desfile les toca en la quinta fila, no manchen ahí ya no se ve nada si acaso las sombrillas de los adelante y una que otra bandera.

     Pobres de nuestros amiguitos bichos lentium que cuando llegan al intestino tienen que esperar que todos los de adelante se mueran, se empachen o se los cargue el sistema inmune para que así puedan llegar a la primera fila, adherirse y alimentarse.

     Lo mismo que les sucede a los bichos que habitan cualquier órgano nuestro les sucede a los que colonizan las raíces de las plantas, los bichos de suelo son muy buenos guerreros y como en la guerra y el amor todo se vale, pues estos bichitos del suelo producen antibióticos que a ellos no les hacen ni cosquillas pero que a otras bacterias que están ahí sí las mata de tal suerte que eliminan a la competencia y de esa manera aunque lleguen al último siempre se las ingenian para llegar a la primera fila.

     Por esta razón muchos de los antibióticos que ahora usamos se obtienen de microorganismos que habitan en el suelo, algunos son modificados por el hombre para hacerlos más efectivos y otros los menos son sintetizados completamente en un laboratorio, independientemente de su origen, los antibióticos tienen que pasar varias fases para poder ser utilizados por el hombre, el proceso lleva en promedio de 5 a 10 años.

06mundoinvisible03     Por otro lado los bichos han sido capaces de sobrevivir durante muchos años entre otras causas porque desarrollan mecanismos de resistencia a los antimicrobianos. Si nosotros nos automedicamos y tomamos antibióticos con cualquier pretexto estaremos seleccionando bichos resistentes a los antibióticos que entre ellos se estarán pasando los genes de resistencia (las bacterias son muy promiscuas, o sea bien loquitas), también seleccionamos bichos resistentes cuando interrumpimos nuestro tratamiento porque según nosotros ya estamos bien.

     Lo que desafortunadamente está sucediendo es que la carrera la están  ganando los bichos y nosotros no somos capaces de desarrollar rápidamente nuevos antibióticos que les den batalla a los microorganismos. Por ello celebramos que actualmente no se puedan comprar antibióticos sin una prescripción médica, seamos buena onda y pongamos nuestro granito de arena  para evitar que llegue un día en que ningún antibiótico sea eficaz. Un abrazo.

banner b1 i2

banner e1 i