banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Viernes, 25 de Mayo de  2018
00:00

Hola queridos amigos, espero se encuentren bien a pesar de los fríos que se han sentido últimamente. Pues bien, hoy quiero platicarles un poquito sobre un tema que tiene que ver indirectamente con el cambio climático y el calentamiento global. Todos en mayor o menor medida tenemos información e idea sobre los cambios que hemos ocasionado en nuestro planeta. Sucede que en las generaciones medio “ñascas” como yo comprenderé, era imposible que de niños se nos inculcara el amor por nuestro planeta y el cuidado que debemos tener hacia él, o sea cero clases de educación ambiental. La neta es que a lo más teníamos nociones de cuidar el agua y de no tirar basura.

La mayoría de estos buenos hábitos venían de nuestra familia, pero nunca faltaba aquél inconsciente que nos criticaba cuando le decíamos ¡ya ciérrale a la llave del agua! Y nos decía que teníamos futuro como inspector de agua del ayuntamiento.

Así las cosas, es precisamente a nuestra generación a la que nos ha tocado ver los cambios irreversibles en nuestro planeta y a los que nos remuerde la conciencia no haber actuado antes. Las actuales generaciones, para fortuna, ya han recibido tanto en casa como en la escuela la bendita educación ambiental. La educación ambiental se enseña de manera distinta a las matemáticas o la química donde se imparten conocimientos los cuales son comprendidos y asimilados, la educación ambiental requiere que se muevan conciencias.

01columna01Ahora los peques son más cuidadosos y hasta nos regañan y con razón cuando la regamos. Debemos todos estar conscientes que el planeta no es nuestro, más bien lo tenemos prestado un ratito y debemos cuidarlo para así entregarlo a las generaciones que viene. Mucho del calentamiento global se debe al efecto nocivo de los gases emanados de la combustión en los vehículos diversos que usan algún combustible del tipo de los hidrocarburos, dichos gases han producido en nuestra atmósfera un efecto invernadero, el cual a la larga provoca un incremento en la temperatura de los mares y con ello cambios drásticos en el clima que van desde las lluvias torrenciales hasta provocar escasez de lluvia o bien temperaturas extremas. Veamos cómo en las últimas décadas se han roto los récords en las temperaturas en diversas zonas de nuestro planeta.

Todos podemos poner nuestro granito de arena, aquí van unos cuantos consejos, empezaremos por ahorrar energía eléctrica, sí ya basta de desperdiciar la luz, hay que colocar lámparas ahorradoras, apagar las luces cuando no hay nadie en la habitación, apagar la tele poniendo el temporizador y así cuando nos quedemos jetas, se apague solita, para las señoras de la casa, no abusemos del uso de los electrodomésticos, entre ellos el microondas, el refri que hace hielitos que con este frío ni se antojan, la lavadora hay que llenarla bien para no desperdiciar ni agua, ni jabón ( que también contamina) ni energía eléctrica o si puede trabajar con un nivel de agua bajo, así usarla. Planchar de un jalón un buen de prendas para consumir menos energía eléctrica y al desconectar la plancha planchar algo que no requiera tanto calor.

Si tenemos calentador de gas apagarlo o dejarlo en piloto cuando no lo ocupemos o de a perdis bajarle la temperatura y ya que nos vayamos a bañar, ahora sí le subimos al tope si es que nos gusta bañarnos con agua bien caliente, así como para pelar pollos. En cuanto al uso del auto, ser más racionales, caminemos un poquito que para eso Dios nos dio un par de piernitas y piecitos, debemos vaciar de vez en cuando la cajuela de nuestro carro, para no andar cargando tanto peso y consumir así menos gasolina, recordemos que el auto y la cajuela no son extensiones de nuestra casa o sea no son chiqueritos. Estos son solo unos cuantos consejos pero en la próxima le seguimos.

 

banner b1 i2

banner e1 i