banner a1

banner a5 banner a6   

logo

banner l

Martes, 12 de Diciembre de  2017
11:03

Hola, hola, hola nuevamente con ustedes, seguimos con el tema del embarazo y usted, en esta ocasión sobre los cambios físicos de la madre durante la gestación por lo que les comento que…

A medida que el bebé crece y cambia, es normal que usted experimente ciertos malestares, algunos de ellos pueden ocurrir sólo durante las primeras semanas del embarazo, otros pueden ocurrir sólo al final o pueden manifestarse a una etapa temprana, desaparecer y luego regresar.
 
Como ejemplo de ellos, durante la etapa temprana del embarazo sus senos comienzan a agrandarse y a cambiar, preparándose para amamantar a su bebé. Se sentirán firmes y sensibles. Es posible que le aumenten de tamaño los pezones y que se oscurezcan, lo que ayudará a amamantar a su bebé.
 
01capsulas01Durante el embarazo, los riñones se esfuerzan más por desechar las impurezas de su cuerpo, además, a medida que se agranda el útero, ejerce presión sobre la vejiga que puede estar casi vacía pero aún sentirse llena. El peso de su útero sobre la vejiga puede también causarle la pérdida de un poco de orina al estornudar o toser, sin embargo, no debe reducir su consumo de líquidos ya que tomar menos privará a su cuerpo de líquidos vitales.
 
Hay cambios de la boca y los dientes debido a que las hormonas del embarazo pueden hacer que sus encías se hinchen y sangren, aguas con ello porque esto no significa que le falte calcio. Puede sentir dolor en la parte baja del vientre debido a que se agranda el útero, los músculos que lo apoyan tiran y se estiran. Los dolores son más comunes entre las 18 y 24 semanas de embarazo.
 
También durante el embarazo, algunas mujeres experimentan dolor, adormecimiento u hormigueo (calambres) en ciertas partes del cuerpo. A medida que se agranda el útero, oprime algunos de los nervios que le conectan las piernas a la médula espinal. Los nervios también pueden quedar oprimidos si se le hinchan las piernas durante el embarazo ocasionando hormigueo o adormecimiento en las piernas o los dedos de los pies y a medida que progresa el embarazo, el útero ocupa más espacio en el abdomen a las 31- 34 semanas de embarazo, el útero es tan grande que ejerce presión sobre el estómago, el diafragma (un músculo fuerte que ayuda en la respiración) y hacia los pulmones.
 
Las hormonas en su cuerpo a menudo le ocasionarán algunos cambios en la piel desarrollando manchas oscuras e irregulares alrededor de los ojos, sobre la nariz y las mejillas. Eso se denomina cloasma y exponerse al sol tiende a oscurecer esas manchas. Por lo general, estas desaparecen o se desvanecen después del alumbramiento o al amamantar, cuando las hormonas regresan a su nivel normal. También es posible que aparezcan estrías o marcas de tirantez en el abdomen y los senos a medida que aumentan de tamaño. Esto sucede a medida que los tejidos de la piel se estiran para apoyar al bebé en crecimiento.
 
01capsulas02Otra de las molestias que se hace muy común es el dolor de espalda, especialmente durante los meses finales. Una de las tantas causas es el estrés sobre los músculos de la espalda debido al peso adicional. Otra es la postura que las mujeres a menudo asumen durante el embarazo para equilibrar el peso (marcha de pato).
 
En algún momento, la mayoría de las mujeres embarazadas sufren de estreñimiento, cuando eso sucede, el gas puede acumularse y ocasionar hinchazón y dolor abdominal. Las hormonas del embarazo pueden hacer más lenta la digestión y causar estreñimiento ya que  a finales del embarazo, el peso del útero ejerce presión sobre el recto, agravando el problema complicándose a menudo con hemorroides. Éstas son venas hinchadas, dolorosas y con picazón en el área rectal.

El estreñimiento puede empeorar estas venas hinchadas y con picazón. Algunas veces la acidez estomacal produce una sensación de ardor en la garganta y el pecho, la ocasionan las hormonas del embarazo, las cuales relajan la válvula muscular entre el estómago y el esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago). A medida que el útero aumenta de tamaño, empeora el problema al ejercer presión sobre el estómago. Las náuseas y los vómitos son comunes hasta las primeras 12 a 14 semanas de embarazo que, aunque pueden suceder a cualquier hora del día, son más frecuentes cuando el estómago está vacío.

 

Lo que le puede ayudar

* Tome líquidos en cantidades abundantes, por lo menos ocho vasos de líquido al día. El jugo de ciruelas o de otras frutas también puede ayudar a aliviar el estreñimiento.

* Coma alimentos ricos en fibra tales como frutas frescas, verduras, frijoles, el pan de granos integrales y el cereal de salvado son buenas opciones.

* Hacer ejercicios todos los días ayuda a su sistema digestivo.
 
01capsulas03Por otro lado el cuerpo de una mujer embarazada atraviesa por muchos cambios físicos, así como también, por ende, en sus emociones. Éstas buenas o malas son normales ya que se preocupan del embarazo, el parto y el alumbramiento, el efecto que tendrán los futuros hijos en sus vidas y de si serán buenas madres, algo muy natural en todo nuevo embarazo, independientemente al número de gestación que se viva. Las mujeres con historial de depresión pueden necesitar atención especial durante y después del embarazo.
 
Algo que no quiero dejar pasar y que también es parte del proceso del embarazo y sus cambios son: por un lado la pareja y por otro las relaciones sexuales durante el mismo, ¿se deben o no tener? pero eso, eso es motivo de otra entrega, por el momento…
 
A quienes se tomaron de su tiempo para esta lectura
Gracias
Hasta la próxima
 
Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

banner b1 i2

banner e1 i